Secretaría de la Transparencia y Rendición de Cuentas adecúa su reglamento a los sistemas anticorrupción

Guanajuato, Gto., 25 de noviembre de 2017

DSC_5953 IMG_1621 IMG_1628

El 16 de octubre de este año entró en vigor el nuevo Reglamento Interno de la Secretaría de la Transparencia y Rendición de Cuentas (STRC), con la finalidad de adaptar sus procesos a los Sistemas Nacional y Estatal Anticorrupción y así fortalecer a Gobierno del Estado en base a una estrategia preventiva y acorde a los esfuerzos que se realizan en todo el país en esta materia.

Esta renovación tiene que ver con un reajuste a las atribuciones y actividades de ciertas áreas estratégicas y sustantivas de la Secretaría, sin que esto haya significado un aumento en el número de servidores públicos ni de presupuesto, apegándose a las medidas de austeridad que la actual administración aplica en sus distintas dependencias y entidades.

Entre los cambios más relevantes se crearon las siguientes áreas:

Direcciones de Investigaciones, cuya tarea es investigar los actos y omisiones del funcionariado público o particulares y en su caso, de personas que habiendo fungido como servidores públicos se ubiquen en los supuestos a que refiere la Ley, derivados de auditorías, denuncias, quejas y de oficio.

Dirección de Seguimiento a Órganos Internos de Control, misma que vigila la investigación de faltas, instauración, sustanciación y resolución de procedimientos de responsabilidad administrativa; además de coadyuvar con los sectores privado, académico y social en la formulación e implementación de políticas y estrategias en materia de acceso a la información, transparencia en la gestión pública y gobierno abierto.

Unidad de Ética, Integridad y Prevención de Conflictos de Intereses, la cual establece medidas de prevención y correctivas, políticas, lineamientos y demás instrumentos de acuerdo con los resultados que arrojan el estudio de gestión ética, prevención de conflictos de interés y de clima laboral.

De igual forma se creó el Órgano Interno de Control de la STRC, misma que está facultado para iniciar, substanciar y resolver los procedimientos de actos u omisiones que hayan sido calificados como faltas administrativas no graves.

La STRC ha trabajado en esta transición desde el 2015, realizando capacitaciones constantes, generando herramientas de acceso a la información, intercambiando experiencias incluso con otras entidades y dando seguimiento puntual a lo dispuesto a nivel nacional.

Con estas acciones, en Guanajuato se implementan nuevas normativas y se establecen lazos de cooperación entre las instituciones para desarrollar de manera correcta los Sistemas Nacional y Estatal Anticorrupción, y así fortalecer al servicio público.